Clint Barton era el hijo menor de un pequeño propietario de un negocio en Iowa. Cuando Clint era pequeño su padre se dio a la bebida y se convirtió en un terror para su familia. Harold Barton tuvo aterrorizados a sus hijos hasta que, conduciendo bebido tuvo un accidente en el que murió junto a su mujer, cuando Clint tenía 8 años. Clint y su hermano Barney vivieron en el orfanato hasta los 14 años, cuando Barney decidió escaparse. Clint no quería hacerlo pero como Barney era su única familia fue con él. Se refugiaron en un circo ambulante donde encontraron a Jaques Duquesne, conocido como el Espadachín, principal atracción del circo. Duquesne tuvo a Clint como pupilo y reconociendo su habilidad natural con el arco, convenció a un conocido suyo, un experto arquero llamado Tiro Trucado para que le enseñara a manejar el arco y las flechas. Practicando ocho horas diarias durante años, Clint llegó a manejar el arco como un maestro, y adoptó la identidad circense de Ojo de Halcón. Clint idolatraba al Espadachín, pero un día cuando tenía 18 años, le descubrió robando dinero del circo. Duquesne le ofreció unirse a él como dúo de atracadores, con su espada y el arco de Clint no tendrían rival pero Clint se negó y ambos combatieron. El Espadachín ganó y se marchó del circo, dejando a Clint por muerto. Pero Clint sobrevivió, y continuó entrenándose bajo Tiro Trucado, convirtiéndose en su ayudante, y aprendiendo a usar flechas trucadas, hasta que se dio cuenta de que Tiro Trucado era un mercenario criminal, y Clint también lo rechazó.

Años después, cuando el circo estaba en Coney Island uno de los vagones comenzó a girar descontroladamente, pero el héroe enmasacarado Iron Man consiguió detenerlo y salvar a sus ocupantes. Al ver la admiración que la gente tenía por Iron Man, Clint se fabricó su propio traje y se convirtió en un aventurero enmascarado con el nombre de Ojo de Halcón. En su primera actuación como héroe detuvo a un ladrón de joyas, pero cuando la policía le vio con el botín le confundió con el ladrón e intentó detenerle, Clint huyó, y acabó teniendo que combatir a Iron Man. Poco después conoció a Natasha Romanoff, la Viuda Negra, quien le cuidó y se convirtió en su amante. Aunque Natasha insistía en que trabajaba por la paz del mundo, Clint sospechaba que era en realidad una espía extranjera. Como compañero de la Viuda, Ojo de Halcón cometió varios actos fuera de la ley y luchó varias veces contra Iron Man. Natasha, enamorada de él, decidió desertar de su país, pero a consecuencia de eso recibió un disparo y Ojo de Halcón prometió enmendar sus errores.

Iron Man descubrió la verdadera naturaleza de Ojo de Halcón, y patrocinó su ingreso en los Héroes Más Poderosos de la Tierra, los Vengadores, como su sustituto. El cuarteto estaba compuesto por Mercurio, la Bruja Escarlata y el Capitán América, como líder, puesto por el que Ojo de Halcón se enfrentó más de una vez al Capi, aunque Ojo de Halcón acabó respetando y admirando al Capitán. En sus primeros años como Vengador, Ojo de Halcón volvió a encontrarse con el Espadachín, ahora un criminal disfrazado, y descubrió que su hermano se había convertido en un mafioso, viendo como moría salvándole del genio criminal Cabeza de Huevo. Con los años, Ojo de Halcón se convertiría en uno de los principales componentes del grupo.

A pesar de que Ojo de Halcón era una valiosa aportación al grupo, Clint estaba convencido de que sus habilidades no estaban a la altura de los Vengadores, cuando su compañero Henry Pym asumió la identidad de Chaqueta Amarilla, Clint aprovechó su suero de crecimiento para convertirse en el segundo Goliat. Con esa identidad rompió su relación con Natasha y participó en la guerra entre los alienígenas kree y skrull, donde pareció morir. Afortunadamente la nave en la que viajaba aterrizó en la tierra y Clint, habiéndose quedado sin suero de crecimiento, se volvió a unir a un circo ambulante, reanudando así su carrera como arquero.

Después de volver a los Vengadores declaró su amor a la Bruja Escarlata, pero Wanda estaba enamorada de otro vengador, la Visión. Rechazado Clint fue en busca de la Viuda Negra, pero esta, a su vez había iniciado una relación con Daredevil. Desengañado, se unió temporalmente a los más informales Defensores y se vio involucrado en la guerra Vengadores-Defensores por la busca del Ojo del Mal, que resultó ser un engaño de Loki y de Dormammu. Este sería una de las muchas periódicas y breves ausencias de Ojo de Halcón de los Vengadores a lo largo de los años para buscar una vida aparte del grupo.

Cuando regresó de nuevo a los Vengadores, se encontró con que en sus filas militaba el Espadachín, su viejo maestro, que intentaba reformarse, y fue testigo de su sacrificio final para salvar a su amada Mantis, que también se unió a los Vengadores. Otra de sus ausencias del grupo le tuvo ayudando al vaquero del siglo XIX Dos Pistolas Kid a aclimatarse al siglo XX, a quien había conocido en una misión en el pasado. Ojo de Halcón volvería de nuevo a los Vengadores, hasta que el grupo fue reorganizado por parte del representante del gobierno Henry Gyrich, dejando fuera a Ojo de Halcón.

Ojo de Halcón decidió entonces aceptar un puesto como jefe de seguridad en Empresas Cross, donde hizo un buen trabajo hasta que descubrió que su dueño era el criminal Fuego Cruzado. Ojo de Halcón logró derrotarlo gracias a la aventurera y ex-espía Bobbi Morse, alias Pájaro Burlón, de la cual se enamoró, y se casó en poco tiempo. Al poco de volver a los Vengadores, su actual presidente, la Visión, les encargó fundar una división del grupo en la Costa Oeste del país. Ojo de Halcón se convertiría en el líder de estos Vengadores Costa Oeste, haciendo un buen trabajo.

Durante una aventura, Pajaro Burlón fue seducida por el demente Jinete Fantasma, y causó indirectamente su muerte. Clint no pudo afrontar el hecho, lo que provocó que se separaran. Además, varios problemas en el grupo y falta de respeto a su liderazgo le hicieron dimitir del grupo que había fundado. Durante este tiempo, trató de arreglar sus problemas con Bobbi, además de tener varias aventuras en solitario, y ayudar a entrenar al grupo de superhéroes de segunda, los Vengadores de los Grandes Lagos.

Ojo de Halcón acabó volviendo a los Vengadores Costa Oeste, y se reconcilió con Pajaro Burlón. Pero su felicidad duró poco, pues Bobbi moriría poco después a manos del demonio Mefisto. Clint pidió la baja del grupo, que acabaría disolviéndose poco después. Ojo de Halcón viajó por el país, teniendo varias aventuras en solitario mientras superaba su pérdida.

Cuando los Vengadores pasaron un momento duro, teniendo que enfrentarse a un Iron Man controlado por el villano Inmortus, Ojo de Halcón, que se vio implicado en el combate, volvió finalmente al grupo. Pero su estancia duró poco, pues los Vengadores y otros héroes parecieron morir combatiendo a la criatura psíquica llamada Onslaught. En realidad, habían ido a parar a un universo de bolsillo creado por el hijo de unos de estos héroes, y acabaron volviendo poco después.

Ojo de Halcón se unió a los reintegrados Vengadores, pero después de haber pasado mucho tiempo como líder de un grupo, no se adaptaba bien a ser uno más. Por eso, cuando oyó que los Thunderbolts, un grupo de antiguos villanos trataban de reformarse y convertirse en héroes, Ojo de Halcón abandonó a los Vengadores, y convenció a los Thunderbolts para convertirse en su nuevo líder, cuando vio que sus intenciones eran sinceras.

Bajo el liderazgo de Ojo de Halcón, los Thunderbolts consiguieron varios éxitos, hasta que un asesino llamado Azote comenzó a acabar con ellos. Cuando se descubrió que detrás del Azote estaba Henry Gyrich, Ojo de Halcón chantajeó a sus superiores para que concedieran a los Thunderbolts un perdón oficial. Lo consiguió, pero a cambio, Gyrich exigió que Barton se entregara a las autoridades por haber ayudado a fueras de la ley. Clint aceptó y fue a parar a la cárcel.

Una vez allí, Clint se vio implicado en una fuga de varios criminales para conseguir una poderosa arma. Clint acabó convenciendo a varios villanos, entre ellos la Thunderbolt Pájaro Cantor, para que se unieran a él formando unos nuevos Thunderbolts, para impedir que el arma cayera en malas manos. Estos Thunderbolts lograron acabar con el arma, y Clint logró inspirar a algunos de ellos para que cambiaran su vida. Finalmente, estos Thunderbolts se encontraron con los Thunderbolts originales, a los que creían muertos tras una batalla. En ese momento, Ojo de Halcón vio que los Thunderbolts ya no le necesitaban, y abandonó el grupo para que pudieran seguir su camino.

Ojo de Halcón regresó justo a tiempo a los Vengadores para ayudar a detener a una temporalmente enloquecida Hulka. Tras varias misiones con sus antiguos compañeros, Clint tuvo una breve aventura con la Avispa.

Esto llevó a un desafortunado comentario por parte de Janet, haciendo recordar a la Bruja Escarlata a sus hijos desaparecidos años atrás. Desequilibrada mentalmente, e inconscientemente, Wanda mató a varios compañeros Vengadores mediante amenazas indirectas. Luchando contra una de ellas (un ejército Kree materializado sobre la Mansión), Ojo de Halcón fue herido mortalmente en la espalda. Rechazando morir en balde, Clint saltó contra un soldado Kree y dirigió su mochila-cohete hacia los motores de la nave nodriza, que saltaron por los aires. Finalmente la Bruja Escarlata fue derrotada gracias a la intervención del Doctor Extraño, aunque su locura había causado estragos en las filas de los Vengadores, con la muerte además del propio Clint, del Hombre Hormiga, de la Visión y la disolución del grupo. Peor aún, creyendo que los Vengadores y la Patrulla X estaban dispuestos a sacrificar a su hermana para que no pudiera volver a perder el control y usar sus poderes para alterar la realidad esta vez con consecuencias aún mas catastróficas, Pietro se reunió con Wanda en Genosha, y la convenció para que usara sus poderes para crear un nuevo mundo en el que esta vez, mutantes como ellos no serían parias de la sociedad, este mundo sería conocido como Dinastia de M.

En este nuevo mundo, en el que Magneto y su linaje dirigían como sus gobernantes, se encontraban no solo los seres vivos de la Tierra-616, sino que también algunos que habían muerto, como era el caso de Gwen Stacy o el propio Ojo de Halcón. Sin embargo, este nuevo mundo estaba destinado a desaparecer en el momento en que alguien descubriera lo que había sucedido y una niña mutante, Layla Miller, demostró ser capaz de devolver la memoria a aquellos a los que enfocara sus poderes, así lo hizo con algunos héroes entre los que se encontraba Ojo de Halcón.

Se produjo el inevitable enfrentamiento entre los héroes que conocían la verdad, y las fuerzas leales a Magneto y el propio linaje de Magneto, sin embargo Wanda no participó en la batalla sino que prefirió retirarse a sus aposentos para estar con sus hijos, sin embargo fue seguida por Ojo de Halcón, que le echó en cara a Wanda lo que había hecho, tanto en este como en el otro mundo, sin embargo, la Bruja Escarlata estaba fuera de sí e involuntariamente usó su poder contra Clint matándolo. Fuera la batalla arreciaba, y cuando Magneto, que había recuperado la memoria tras enfrentarse a Layla, mató a Pietro, Wanda salió de su sopor y puso fin a este mundo con tres palabras lapidarias, "No más mutantes".

El mundo de la Dinastia de M despareció de inmediato, solo unos pocos recordaban lo que había pasado y mas del 95% de los mutantes habían perdido sus poderes. No había sido este el único cambio que se había producido, ya que Wanda usó su poder para devolver a Clint a la vida.

Efectivamente, un confuso Clint Barton se había materializado en las ruinas de la Mansión de los Vengadores, decidido a encontrar a Wanda para aclarar las cosas entre ellos, Clint prefirió no reunirse con sus amigos, y tras visitar al Doctor Extraño, que confirmó su vuelta a la vida y su necesidad de encontrar a la causante de todo aquello, Clint se dedicó a viajar por el mundo en busca de la Bruja Escarlata, encontrándola finalmente en Transia, al descubrir que Wanda no solo no recordaba nada de su vida anterior, Clint prefirió marcharse de Transia sin contarle a su amiga la verdad y regresar a los Estados Unidos.

Aún en Transia, Clint recibía noticias de los Estados Unidos, donde se desarrollaba una Guerra civil de superhéroes entre partidarios del Registro de Superhumanos y los detractores, ambos grupos liderados por Iron Man y el Capitán América respectivamente, esta guerra civil acabó con la derrota del bando del Capi, con su captura y posterior asesinato. La muerte de su amigo provocó un profundo malestar en Clint, y cuando solucionó sus problemas con Wanda y regresó a los Estados Unidos, se puso en contacto con Tony Stark dispuesto a aclarar las causas de la muerte del Capi. Sin embargo, Tony intentó dar la vuelta a las cosas y conseguir que Clint se convirtiera en el nuevo Capitán América. Sin embargo, después que disfrazado como el Capitán América tuviera un encuentro con dos de los héroes no Registrados, Patriota y la nueva Ojo de Halcón, Clint decidió no tomar el legado de Rogers y tras dejar marchar a los dos jóvenes, abandonó la compañía de Stark {FS:DOCA 3}.

Clint se dirigió al Sancta Sanctorum del Doctor Extraño, dispuesto a contarle al mago su encuentro con Wanda. Allí se encontró con que el hechicero se había unido a los Vengadores que se oponían al Registro, y tras ciertas reticencias iniciales, sobre todo por parte de Luke Cage que pensaba que Barton era un enviado de Stark para espiarles, Clint se unió al nuevo grupo con el nombre de Ronin. Siendo su primera misión viajar a Japón para rescatar a Maya López que había sido capturada por la Mano, en Japón se enfrentaron a los mercenarios y su líder, Elektra, en una cruenta batalla, que terminó con la muerte de Elektra a manos de Maya, solo para demostrarse que se trataba de una skrull con el aspecto de Elektra, dio comienzo una fase en que Clint y su grupo hubieron de enfrentarse a un virus simbionte extendido en Manhattan o enfrentarse al Encapuchado y sus hordas de villanos al tiempo que investigaban la posible invasión por parte de los skrulls o huían de las fuerzas gubernamentales o sus antiguos compañeros que las perseguían.

Cuando se produjo el ataque de los skrulls, Clint marchó junto a los Vengadores hasta la Tierra Salvaje solo para encontrarse con los Poderosos Vengadores liderados por Iron Man, cuando ambos grupos iban a enzarzarse en una batalla, encontraron una nave Skrull a bordo de la cual encontraron a la que parecía ser la fallecida esposa de Clint, Pájaro Burlón. Pese a que podría tratarse de una trampa, Clint, tras confirmar que la mujer sabía cosas que solo ellos dos conocían, prefirió creer que era su esposa acabada la lucha contra los skrulls, Clint y su esposa continuaron con los Vengadores siendo perseguidos por la organización que había sustituido a SHIELD, HAMMER, dirigido por Norman Osborn.